15 de diciembre de 2012

Polvorones Sin Frutos Secos

    Esta semana, con tanta fiesta de 'pequecumple', creía que no encontraba el hueco para subir ninguna entrada. Pero, al fin, he conseguido un huequito gracias a mi hermana.
   Aún estoy a  la busqueda de recetas de dulces de Navidad sin frutos secos (por mi niño) y sin lactosa (por mí). En este caso traigo unos polvorones caseros sin ninguna de las dos cosas. Adaptada la receta de un libro de repostería de las monjas que tengo hace unos años y reviso de vez en cuando.

   Os entretenéis un ratito haciéndolos y podréis disfrutar durante muchos días.



  • 500 g de harina tostada
  • 250 g de azúcar
  • 250 g de manteca de cerdo 
  • Opcionalmente: esencia de canela, frutos secos... Yo sólo he puesto canela molida.
   En el horno o en una sartén (que es como yo lo he hecho) tostamos la harina, hasta que tenga color dorado. Cuidado de no quemarla, que se hace enseguida.
   En otra sartén, calentamos un poco el azúcar para que pierda la humedad. Un poco solo y a fuego bajo.
   La manteca, que habremos tenido un buen rato fuera de la nevera, la mezclamos con la canela y, si ponemos, con los frutos secos. Lo mezclamos con la harina y el azúcar, amasando con las manos hasta que esté todo bien integrado.

   Apretamos bien la masa y formamos los polvorones. Lo podemos hacer con las forma tradicional ovalada o redonda, o hacer una plancha y utilizar cortadores para hacer diversas formas.
   Pre calentamos el horno a 160º-180º. Ponemos los polvorones en la placa de horno con papel. Tenemos un ratito, alrededor de 10-15 minutos, o hasta que veamos que se han hecho.
   Sacamos del horno, dejamos enfriar y envolvemos en papel de seda de colores.
   Hay que manipularlos con cuidado porque, si no, se deshacen con bastante facilidad
   Se conservan durante bastante tiempo en una lata metálica de galletas.

   No estáis obligados a decir "Pamplona" mientras os los coméis, pero os diré que no se quedan tan "atrancados" como los polvorones comerciales.
¡Espero que os gusten!

10 comentarios:

  1. Holaaa, anda pues es otra forma de hacer los polvorones, y otro sabor claro, al no llevar almendra. El sabor no sé, pero desde luego el aspecto no tiene nada que envidiar a los que venden, que bonitos se ven! Y es una buena alternativa para las personas con intolerancias.
    Yo quería hacerlos este año a ver que tal, y tengo la receta apuntada de Maky que la he visto hoy. Ya veremos el resultado jeje
    Un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estas cosas, Marisa, es cuestión de ir probando. Yo estoy bastante limitada para estos dulces, si quiero que se puedan consumir en casa.
      Gracias por pasar
      Besos

      Eliminar
  2. Yo hice un montón la semana pasada con diferentes sabores pero con esta base y la verdad es que están riquísimos.
    Gracias por hacerte seguidora de mi blog, yo tambien me quedo por aquí a seguir mirando cositas ricas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lola, a ver si saco un duro de tiempo y yo también me pongo a hacerlos de sabores.
      Encantada de verte por aquí

      Eliminar
  3. A mi me encantan los polvorones, con almendra y sin almendra, y los tuyos tienen una pinta buenísima.
    besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, están muy ricos. Mi cuñado (que no es muy dulcero) se ha hecho fan de estos polvorones
      Besos, Carmen

      Eliminar
  4. Pues qué buena pista nos has dado con eso de que estos polvorones quedan "atragantados" como los comerciales. Qué buenos! Qué envidia me das con decir que has sacado la receta de un recetario de monjas. Qué buenísima mano tienen con los dulces las jodías ... Ooops, perdón :)

    Lo que no sabía es que eres alérgica a la lactosa y tu niño a los frutos secos. Imagino que a tu nene le será más fácil la vida porque al fin y al cabo se puede prescindir de frutos secos, aunque no puedes obviar el no leer la etiqueta de composición de todo alimento que compras.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la verdad es que tienes razón con lo de las monjas... mano divina! :D
      No te creas que lo de los frutos secos es más fácil, él es alérgico y tenemos que mirarlo todo. Muchísimos productos que piensas que no, llevan frutos secos.
      Yo, con la intolerancia a la lactosa, pasaría un mal rato pero ya está. Hay cosas que ni por asomo pensaríamos que llevan lácteos, y sí lo hacen.
      Lo de las alergias es muy complicado, pero él es muy consciente de ello y se ha acostumbrado a mirarlo todo.

      Eliminar
  5. Al rico polvorón señoras y señores...ñam!

    Este año me he estrenado con los polvorones. Nunca había preparado ningún dulce típico de Navidad y le ha tocado abrir brecha a este dulce. Barajé la posibilidad de hacerlos igual que tu, sin almendra, o no. Y al final los hice con almendra. Quedaron deliciosos. Ahora me falta probar esta otra versión.

    El resultado nada tiene que ver con el industrial ¿verdad?

    Bss

    ResponderEliminar
  6. Tienen una pinta fabulosa y seguro que son una delicia, pero en casa no son nada de polvorones.
    besos

    ResponderEliminar

Nos gusta que alegréis nuestras entradas con vuestros comentarios, aquí lo podéis hacer.
Muchas gracias por pasar por esta cocina.

(No participo en cadenas de premios, básicamente, por falta de tiempo. Si pensaste para ello en este rincón, te doy las gracias de igual modo)

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...