22 de diciembre de 2012

Bocados de Mar

   Ésta es una de esas recetas que no sabes cómo te van a salir y resultan ser un éxito en casa.
   Tienen un suave sabor a mar y no son nada pesados de comer. Al contrario, resultan ser un bocado delicado. Unas croquetas nada complicadas de hacer y en las que aprovechas todo.

   Además, son aptas para intolerantes a la lactosa, puesto que la bechamel está hecha sin leche.
   Si vais a hacer una cena en plan "picoteo", ésta receta es ideal. Podéis dejar los bocaditos preparados y freirlos en el último momento.


Ingredientes (para unos 10-12 bocaditos):

  • 5-6 gambas o gambones
  • 10-12 mejillones
  • Agua
  • Sal
  • Aceite
  • Un diente de ajo
  • Harina
  • Una cebolla pequeña, yo puse media, troceada muy pequeñita
  • Pan rallado
    Pelamos las gambas y reservamos las pieles y las cabezas. Las ponemos con un chorro de aceite un un pellizco de sal y dejamos hervir 5 o 10 minutos. Colamos y reservamos el caldo, que es lo que utilizaremos para hacer la bechamel en lugar de leche.

   Ponemos al vapor los mejillones y, cuando se hayan abierto, quitamos las conchas. En casa, jamás utilizamos el caldo de hacer mejillones al vapor, por eso los escurro.
   Pelamos y troceamos el diente de ajo, lo ponemos en una sartén con un buen chorro de aceite y lo sofreímos un poco. 
   Añadimos las gambas peladas y troceadas, agregamos también los mejillones troceados. Rehogamos y sacamos de la sartén. 
   En el aceite que tenemos, sofreímos la cebolla con un poco de sal.
   Cuando la cebolla está transparente (no se tiene que dorar), incorporamos 3 cucharadas de harina y la sofreímos un poco, con cuidado de no quemarla. Vamos añadiendo el caldo de hervir las pieles y cabezas de gambas, hasta conseguir una bechamel espesa.

   Cuando tenemos la bechamel lista, añadimos las gambas y los mejillones troceados. Revolvemos bien para que se mezcle y vamos haciendo bolas o croquetas. Las rebozamos en pan rallado y freímos en abundante aceite caliente. Ponemos sobre un papel de cocina para que escurran el exceso de aceite y listo.
   Por cierto, el cucurucho también es comestible. Está hecho con una hoja de pasta philo o brick, embadurnada con un poco de mantequilla, rellenada con bolas de papel de horno y horneada hasta que dore.
¡Espero que os gusten!
    
   

10 comentarios:

  1. Gustarme??? Me llevo un cucurucho lleno pero ya!!! Mmmmm....

    ResponderEliminar
  2. Me encanta, un aperitivo divertido y resultón. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. unos bocaditos deliciosos, y el cucurucho muy original
    un besote y Feliz Navidad Maite

    ResponderEliminar
  4. Que ricos!!! Y vaya presentación!!!
    Que tengas feliz navidad!!
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Deliciosos me encanastan FELICES FIESTAS besos

    ResponderEliminar
  6. Deliciosos bocaditos, gracias por compartirlos.

    Desde la Gata Curiosa queremos desearte una Feliz Navidad.
    besos

    ResponderEliminar
  7. Hola! soy Ana de cazarecetas.com, en nuestra web puedes promocionar tu blog ganar premios y dinero en metalico. Te invito a que pases y le eches un vistazo. Tu blog estará en el top blogs de cazarecetas. También sorteamos una KitchenAid. Un saludo y feliz navidad!

    ResponderEliminar
  8. Madre de dios menuda pinta! Y yo además doy hiper fan de las croquetas! Las probaré seguro! Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  9. Estupenda receta! me ha encantado, las gambas siempre le dan un aspecto muy atractivo a todas las comidas. Besos

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Nos gusta que alegréis nuestras entradas con vuestros comentarios, aquí lo podéis hacer.
Muchas gracias por pasar por esta cocina.

(No participo en cadenas de premios, básicamente, por falta de tiempo. Si pensaste para ello en este rincón, te doy las gracias de igual modo)

También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...