29 de marzo de 2015

Cookies de Café y Chocolate Blanco

   Un mes más, llega El #Asaltablogs. Y Mai la Roja, tras robar y probar varios botines, ha decidido (en su infinita generosidad) compartir estas Cookies de Café y Chocolate Blanco que han sido halladas en la cocina de  Gallecookies, tras ser asaltada por esta panda de ladrones.

   Si no conocéis el blog de Iratxe, y os gustan los dulces, ya estáis tardando... no sabes por dónde empezar!
   La tarde que las hice, cuando mi hija entró en casa me preguntó: ¿por qué huele tanto a bombón descafeinado? y es que huelen tal cual...
   Vamos con estas deliciosas galletas que, a mi hermana y mi cuñado, les encantaron.
Ingredientes:

  • 125 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 60 g de azúcar moreno
  • 30 g de azúcar glas
  • 1 huevo
  • 200 g de harina de todo uso
  • 1 cc de levadura química, tipo Royal
  • 20 g de café soluble descafeinado
  • 125 g de gotas de chocolate blanco, yo he usado las de Valor
Elaboración:
   En un cuenco hondo, mezclamos la mantequilla con el azúcar glas y el azúcar moreno.
   Removemos un poco el huevo y lo agregamos a la mezcla de mantequilla.
   Juntamos la harina con la levadura, las tamizamos y las añadimos al cuenco.
   Incorporamos a esta mezcla el café soluble y lo mezclamos todo. Con espátula o con las manos, eso a gusto, dependiendo de lo que os guste pringaros.
   Por último, cuando ya tenemos la masa de café hecha, añadimos las gotas de chocolate y removemos hasta que se incorporen a la masa y se repartan, más o menos equitativamente. Si no, luego parecen gallinas escarbando, mientras buscan la galleta con más chips de chocolate...
   Ponemos papel de hornear sobre la bandeja del horno. Hacemos bolitas con la masa. Las chafamos un poco para darles forma de galleta, y las vamos colocando sobre la bandeja.
   Hay que meterlas un poco en frío antes de hornearlas. O bien las ponemos una hora en la nevera o 20-30 minutos en el congelador. Yo, una vez tuve las galletas en la bandeja, quité con cuidado el papel con ellas y las puse al congelador.
   Mientras, precalentamos el horno a 180º

   Sacamos las galletas del frío y las horneamos en su bandeja, alrededor de 18 minutos. Iratxe nos dice que con 15 quedan hechas, pero más jugosas. Yo las hice crujientes. Tenéis que ir vigilándolas, ya sabéis que cada horno es un mundo. El mío lleva conmigo 10 años y me sigue jugando malas pasadas...
   Una vez horneadas, las dejamos un par de minutos en la misma bandeja y, después, las pasamos a una rejilla hasta que se enfríen por completo.
¡Espero que os guste!
¡Hasta el próximo asalto pandilla de asaltadores!

27 de marzo de 2015

Fougasse

   Otro reto de Bake The World ha llegado. Esta vez, con un pan que me gusta mucho. No sé por qué no lo hago más porque es de lo más agradecido... está rico, es fácil, se puede aromatizar con lo que te apetezca y, encima, es de lo más bonito.

   Está receta que traigo está sacada del libro Panes, de Richard Bertinet (editorial Blume). Solo que yo he hecho la mitad de la receta para conseguir estas dos fougasses que se ven en la foto. Aunque he hecho una tanda completa de masa. Con la otra mitad, intentaré subir esta semana próxima lo que hice, que también está muy bueno y es muy "quedón".
 
 Ingredientes:
  • 10 g de levadura fresca
  • 500 g de harina de fuerza
  • 10 g de sal
  • 350-360 g de agua (o en ml., aunque me gusta más pesarla)
Preparación:
    En un cuenco grande, ponemos la harina. Añadimos la levadura y, con las manos, frotamos con la harina, hasta conseguir una especie de migas. Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos (disfruto haciéndolo con las manos, pero podéis usar una amasadora en este primer mezclado). Amasamos unos minutos, hasta que vemos que la masa empieza a formarse.
   Llegados a este punto, pasamos la masa a la superficie de trabajo y amasamos según el famoso "método Bertinet". En esta receta de Chapatas, podréis verlo mejor. También tiene un enlace a La Cocina de Babette, donde ya nos lo explican perfectamente.
   Una vez hemos terminado de hacer los amasados y los reposos, dejamos levar la masa durante una hora, más o menos.
   Ponemos a precalentar el horno a 250º
   Tras este reposo, enharinamos la superficie de trabajo. Volcamos la masa en ella. Deberemos manipular la masa con cuidado para no desgasificarla demasiado.
   Cortamos la masa (mi mitad de masa destinada a las fougasses) en dos partes más o menos iguales, aunque una de las mías era notablemente menor que la otra. Procuramos que la forma sea tirando a rectangular. Las enharinamos para poder manipularlas mejor.
   Con una rasqueta, hacemos un corte en diagonal, que pase por el centro, sin llegar a cortar los extremos de la masa. Hacemos dos o tres cortes más pequeños al lado del corte central, también sin llegar a cortar los extremos. Con los dedos, y con cuidado, ensanchamos los cortes para que, al hornearlos, queden abiertos.
   Les he puesto por encima, para aromatizarlas, un poco de pimienta de Jamaica y hierbas provenzales.
   Con cuidado, pasamos el pan a una tabla de madera enharinada u otra superficie que nos permita llevarla hasta el horno y deslizarla dentro, sin que la masa sufra daños. Transferimos nuestra fougasse a la bandeja del horno, que tendremos ya bien caliente. 
    Podemos crear vapor dentro del horno si hemos puesto, al precalentar el horno, una bandeja en el fondo del mismo y le echamos un vasito de agua. O bien, con un vaporizador, podemos rociar agua en las paredes y suelo del horno. Cerramos rápido la puerta del horno, para que no escape el vapor. Bajamos la temperatura a 230º y horneamos unos 11-13 minutos, dependiendo de nuestro horno. 
   Cuando vemos que están doradas, podremos sacarlas a enfriar sobre una rejilla.


¡Espero que os guste!

21 de marzo de 2015

Galletas de Chocolate y Menta

   Vengo dulzona, vengo chocolatosa y con una combinación que me encanta (junto a la de chocolate con naranja). Buscando, buscando, he encontrado estas galletas en la web de Nigella Lawson. Y tengo que decir que, si os gusta el dúo menta-chocolate, os conquistarán. Cuando pasan uno o dos días, si conseguís que no desaparezcan antes, aún ganan más en sabor y textura... todo un descubrimiento estas galletas!

   La receta apenas la he modificado. Más que nada, el tema del azúcar, no quería que me empalagaran. Si queréis poner las cantidades originales, sólo tenéis que añadir 50 gramos de azúcar moreno en la elaboración de las galletas y 25 gramos de azúcar glas en el glaseado. Parece más larga de lo que es en realidad, pero he querido separar los ingredientes y la elaboración, para que resulte más fácil.
   Vamos con la receta...

Ingredientes:
Galletas:

  • 100 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar moreno
  • 1 cc extracto de vainilla
  • 1 huevo grande
  • 150 g de harina de uso normal
  • 35 g de chocolate en polvo (yo he usado Valor)
  • 1 cc levadura química (tipo Royal)
  • 100-150 g de chips de chocolate (dependiendo de lo "cargadas" que las queráis)

Glaseado:
  • 50 g de azúcar glass
  • 1 cs de cacao en polvo tamizado
  • 2 cs de agua caliente
  • 1/4 cc de esencia de menta (si no tenéis cuchara medidora, es complicado. Unas gotitas y probáis el resultado para ir modificando según vuestro gusto)

Elaboración:
Galletas:
     Batimos la mantequilla con el azúcar. Añadimos la vainilla y el huevo y mezclamos.
     En un cuenco, mezclamos la harina, el chocolate en polvo y la levadura. Lo iremos añadiendo poco a poco a la mezcla de mantequilla. Yo lo hice en tres veces.
     Incorporamos las gotas de chocolate y removemos con cuchara o espátula, para que se repartan bien en la mezcla. 
     Con la misma cuchara, vamos haciendo porciones similares. Las redondeamos lo que podamos y aplastamos un poco, para darles la forma de galleta. Las colocamos sobre la bandeja de horno, a la que  previamente habremos puesto papel de hornear, dejando espacio entre ellas, porque crecen un poco al hornearlas.
     Horneamos unos 12 minutos. Ya sabéis que esto va en función de cada horno. 
     Cuando estén, las dejamos un par de minutos en la misma bandeja y las pasamos a una rejilla, para que terminen de enfriar.

Glaseado:
     En un cazo, ponemos el chocolate tamizado, junto al azúcar glas y vamos añadiendo el agua, removiendo con unas varillas, hasta que la mezcla esté homogénea. No os dé miedo si tenéis que añadir un pelín más de agua, o no ponerla toda, hasta conseguir la textura del glaseado que queréis. Quedará como una salsa ligera, con la que deberéis glasear, en zig-zag o como queráis, las galletas.

     Dejamos que escurra bien el glaseado y que seque, si no, se nos pegarán unas a otras.
¡Espero que os guste!

24 de febrero de 2015

Ensalada de Hinojo, Naranja y Bacalao

     

     Ésta es una entrada de ésas rápidas. Una receta sencilla, ligera y con un gran contraste de sabores. Como esta otra Ensalada de Hinojo, Manzana y Apio
     A mí me ha encantado y estando en plena temporada de naranjas...

     Simplemente, vamos a laminar el hinojo, desmigar el bacalao, pelar y hacer a rodajas las naranja. Y espolvorear con canela y un poco de sal, al gusto.

     Para la vinagreta, freímos un ajo, previamente pelado y laminado. Apartamos del fuego y añadimos unas gotas de vinagre de Jerez. Aún caliente, para que se disuelva mejor, incorporamos un chorrito de miel y, después, el zumo de media naranja.

     Regamos con la vinagreta la ensalada de hinojo.
¡Espero que os guste!
   

22 de febrero de 2015

Mousse ligera de fresa #sinlactosa #asaltablogs

   Bueno, bueno... llegamos con otro Asaltablogs. El mes pasado no pude participar y éste tenía unas ganas...
    Las ganas se ven acrecentadas con motivo del blog al que asaltamos: La Rosa Dulce. Con mi querida Rosa al frente, con un blog bonito, lleno de recetas riquísimas y muchas de ellas #sinlactosa. Y, leyéndo a esta activa bloguera, intuyes que es una gran persona pero si como yo, la conoces personalmente, constatas que lo es. Total, que no podía faltar a este asalto. Me he puesto mi parche en el ojo, he cogido mi loro de trapo y mi espada de colores y he ido a escondidas a robar esta receta que os traigo.
     En esta receta apenas he variado nada. Un toquecito de pimienta de Jamaica y que he sustituido uno de los yogures #sinlactosa normales (que son parecidos a los yogures griegos) por uno igual, pero desnatado. Por aquello de rebajar calorías. Aunque os tengo que decir que la cantidad de azúcar que lleva no es mucha y, con estas cantidades, me han salido seis vasitos de mousse. Así que, vosotros decidís: yogures normales (más rico) o desnatados (menos calóricos).

Ingredientes:

  • 2 yogures #sinlactosa . Uno normal y uno desnatado
  • 250 gramos de fresas, lavadas y sin pedúnculos
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 3 hojas de gelatina
  • 4 cucharadas de agua, para deshacer la gelatina
  • un par de granos de pimienta de Jamaica, molidos
Preparación:
     Hidratamos las hojas de gelatina en un poco de agua. Cuando estén blanditas, las sacamos del agua y las escurrimos. 
     Ponemos las 4 cucharadas de agua hasta que estén bien calientes y ponemos dentro las hojas de gelatina. Removemos bien hasta que se hayan deshecho por completo.
     Trituramos en el vaso de la batidora, las fresas, los yogures y el azúcar. Añadimos las gelatinas deshechas.
     Rellenamos los vasitos y dejamos en la nevera hasta que hayan cuajado bien.

     Servimos y disfrutamos.
     ¡Hasta nuestro próximo asalto!
¡Espero que os guste!





También puedes ver...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...